top of page
Buscar

6 maneras de elevar instantáneamente sus habilidades de escritura....


A doodle of a dog sitting on a mountain

  1. Utiliza palabras sencillas. Todo el mundo quiere utilizar grandes palabras y frases largas. Pero esto conlleva varios problemas. En primer lugar, la conclusión es que las palabras grandes son aburridas, al igual que las frases largas. En segundo lugar, utilizar términos de gran vocabulario no siempre nos hace parecer más inteligentes. Las palabras demasiado formales, demasiado avanzadas o demasiado oscuras para el contexto de la conversación pueden hacer que el orador parezca arrogante. Además, un exceso de jerga puede dificultar la comprensión del discurso. Esto es especialmente cierto cuando los estudiantes de ESL se comunican entre sí; si el inglés de un estudiante es significativamente mejor que el de otro, puede que no se entiendan muy bien. Cuando comuniques ideas de cualquier tipo, simplifica tus palabras al máximo sin sacrificar información. Recuerde que es posible complejizar las ideas sin complicarlas. La escritura compleja puede transmitir grandes conceptos en un paquete compacto (piense en el Manifiesto Comunista de Karl Marx). La escritura compleja es innecesariamente larga, confusa y difícil de seguir lógicamente (piense en cualquier cosa de Shakespeare).

  2. Escribe frases más cortas. Mucha gente piensa que las frases largas son geniales. Creen que, al igual que las palabras grandes, las frases largas les hacen parecer más inteligentes. Pero esto no siempre es cierto. Utilizar frases demasiado largas puede confundir a los lectores porque son difíciles de entender. Es mejor utilizar frases más cortas siempre que sea posible, sobre todo al introducir ideas complejas. De este modo, el oyente se compromete mejor con el texto. Para ahorrar tiempo y energía al oyente, elimine todas las palabras y frases innecesarias. Considere el siguiente ejemplo. a) In 2006, Daniel Oppenheimer, then a professor of psychology and public affairs at Princeton University, published research arguing that the use of clear, simple words over needlessly complex ones can actually make authors appear more intelligent.* b) Daniel Oppenheimer was a professor of psychology and public affairs at Princeton. His research argued that using clear, simple words can make writers appear more intelligent. Estas dos frases transmiten esencialmente la misma información, pero el ejemplo A requiere 36 palabras para completar la tarea. El ejemplo B sólo requiere 26 palabras. Es una diferencia de 10 palabras. A primera vista, esto no parece gran cosa. Pero piénselo así: si puede reducir 10 palabras de 10 frases diferentes, evitará que su público tenga que leer más de 100 sílabas innecesarias. De hecho, al revisar el primer borrador de este artículo, ¡hemos eliminado más de 300 palabras! Esto es lo que hacemos. Las palabras y frases escritas son especialmente comunes en el mundo académico. Es cierto que todos los campos de estudio requieren el uso de una "jerga", o terminología específica, para distinguir los conceptos de alto nivel. Sin embargo, no importa si el lector es un experto en su campo. Utilizar tanto la jerga como las frases atropelladas puede confundirlos. Por lo tanto, es especialmente importante que los académicos revisen sus escritos para asegurarse de que se eliminan los elementos de relleno y se reducen las frases complejas.

  3. Escribe como hablas. Evita intentar escribir como un escritor profesional (a menos que, por supuesto, seas un novelista). En su lugar, intente escribir como habla. El inglés escrito tiende a ser más formal que el hablado, pero esforzarse demasiado en escribir de manera formal puede resultar incómodo cuando se lee en voz alta. Los estudiantes de ESL con poca experiencia en la escritura también corren el riesgo de utilizar estructuras oracionales poco naturales cuando escriben formalmente. Esto hace que sea más difícil para los hablantes nativos de inglés interpretar el significado. A muchas personas les resulta más fácil expresar sus ideas oralmente. Por regla general, siempre es una buena idea leer tu escrito en voz alta antes de decidir que el borrador final está completo. Si suena incómodo al decirlo, las posibilidades de que suene incómodo al leerlo son altas.

  4. No exageres sin razón. Demasiados escritores asocian erróneamente la hipérbole con la intensidad. Ser muy descriptivo tiene sus ventajas, pero utilizar palabras demasiado fuertes en una situación determinada puede tener un impacto negativo en la credibilidad del autor. Está claro que exagerar los datos cuantificables (como las cifras) es inaceptable. Sin embargo, muchas personas no se dan cuenta de que utilizar adjetivos fuertes y tergiversar la situación también es una mala práctica. Cuando las situaciones se preparan para apelar a una opinión o emoción particular, los lectores pueden sentirse manipulados. Cuando esto ocurre, puede que ni siquiera terminen el texto. Asegúrese de que la redacción es adecuada al contexto. Justificar los dictámenes escritos. Cuando haga afirmaciones o incluya hechos, investigue bien de antemano. Recuerda: si no puedes citarlo, no lo escribas.

  5. Priorice sus objetivos de escritura. Es fácil salirse del tema sin darse cuenta. Para evitarlo, tómate el tiempo necesario para crear un esquema claro de lo que vas a escribir. Recuerda que la mayoría de los escritos necesitan un principio, un medio y un final. Suelen comenzar por fijar una posición concreta al principio del documento. A continuación, este argumento se utiliza para introducir puntos de apoyo (el medio), que conducen a una conclusión (el final). En otras palabras, el enunciado de la tesis establece el objetivo del autor; puede utilizarse como referencia para garantizar que cada punto de apoyo cumpla el propósito de la tarea.

  6. Revisar, editar, cortar, cortar, cortar. La mayoría de los escritores revisan su trabajo una vez. Muchos escritores no lo revisan en absoluto. Ninguno de estos hábitos es aceptable. La revisión constante produce el mejor trabajo. Esto no significa que los escritores tengan que volver a redactar completamente su trabajo con cada revisión. En su lugar, debería hacerse más hincapié en reducir lo que ya se ha escrito. Anteriormente en este artículo, se sugirió que se escribieran frases cortas. Esto ayuda al lector a comprender más fácilmente las ideas principales. Revisar con detenimiento y eliminar todo el material de relleno posible ayuda a los escritores a expresar sus ideas de forma directa y concisa. En resumen, la aplicación de los consejos anteriores mejorará casi cualquier escrito de forma inmediata. Para obtener más consejos sobre estilos de escritura específicos, concierte una sesión de consulta gratuita hoy mismo aquí, o utilice el widget de abajo. Discuta su estilo, revise su escrito para detectar errores gramaticales y ortográficos, o reciba comentarios sobre la estructura y organización de su escrito. La asistencia personalizada está a unos pocos clics de distancia. Hablemos.


*Esta es un ejemplo tomado directamente de este artículo sobre el mismo tema. Todo el crédito del trabajo original es para Victoria Clayton de The Atlantic.

9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Kommentare


bottom of page